Decoración De Habitaciones En Blanco

Aunque no nos demos cuenta de manera consciente, nuestra habitación es uno de los lugares más necesarios e importantes de nuestra casa. Espacio para descansar, desconectarnos un rato del mundo, recuperar energías y disfrutar de un momento íntimo ya sea en soledad o en compañía; es fundamental dedicarle tiempo y esfuerzo a la hora de acondicionarlo para que cumpla su labor, proporcionándonos felicidad, comodidad y seguridad.

Un color recomendado para estas estancias es el blanco, color especial en tanto transmite pureza y tranquilidad y aporta luz y paz; además de ser infinitamente versátil a la hora de combinarse con otros colores (¡combina con todo!). Sin embargo, su potencialidad debe saber aprovecharse mediante ciertas nociones técnicas, para no quedarnos con una habitación demasiado aburrida o fría. Algunos tips tomados ayudan, para saber cómo decorarla de la mano con nuestros gustos y necesidades.

       3d rendering orange vintage minimal suite dormitorio en hotel con tv Foto Premium

ALGUNOS APUNTES PARA LA PREPARACIÓN DEL PROCESO

Un buen consejo (que además te permitirá ahorrar mucho dinero) es reciclar todo lo que puedas, pero sobre todo si son palets, papel, fotografías, marcos para cuadros, revistas, periódicos o algún utensilio de arcilla (macetas, cuencos, etc). Estos elementos te servirán a modo de mobiliario (en el caso de los palets, como repisas o base para tu cama, por ejemplo) o decoración para el espacio y las paredes. Además, contribuirán a darle a tu cuarto personalidad, autenticidad y calidez, e incluso un toque desenfadado y juvenil dependiendo de cómo los utilices.

A nivel de ritmos, lo mejor es que vayas añadiendo elementos poco a poco, lo que te permitirá ir probando qué te sienta y qué combina mejor, tanto con la atmósfera impoluta que inicialmente proporciona el blanco como con el resto de elementos que vayan habitando el espacio. Una referencia más “técnica” que también puede ayudar es investigar sobre el estilo de decoración nórdica, la cual tiene como principal característica la prevalecía del blanco.

Ya para finalizar, es ineludible, antes de iniciar cualquier intervención decorativa, valorar primero las condiciones en las que vives, así como las libertades que puedes tomarte en el proceso (por ejemplo, si la habitación es tuya, es prestada o alquilada; esto claramente incide). Sin dejar de tomar en cuenta que, con creatividad y pensando en tu bienestar, podrás encontrar la mejor forma de generarte un espacio cómodo y tranquilo. El espacio también es importante: si es una habitación pequeña puede que el trabajo sea más sencillo, pero requerirá practicidad y cuidado para no adquirir accesorios o muebles demasiado grandes o numerosos, que hagan el desplazamiento incómodo.

AHORA SÍ: ¡VAYAMOS CON LOS TIPS!

Como adelantábamos inicialmente, el blanco es un color que ofrece muchísimas posibilidades. Así que podrás aprovechar para darte variados gustos, de acuerdo a tu estilo y ejercitando tu creatividad.

       Monstera se va en una sala de estar. Foto gratis

Accesorios decorativos

Además de los mencionados, también puedes considerar espejos, luces navideñas del color de tu preferencia (aunque las amarillas otorgan muchísima elegancia y armonía), atrapasueños, cajas, biombos, lámparas de papel (reciclado o no), manteles, cortinas y alfombras con los textiles y colores que más te gusten; libros, plantas, peluches, entre otros. Algunos pueden ser para las repisas, pero también para el espacio en general. Otros objetos aún más específicos pero atractivos pueden ser: una guitarra, un tocadiscos, una zapatera, etc.

Los elementos de madera en seguida proporcionan una sensación natural y acogedora. Las luces te serán de mucha ayuda en caso de que no puedas colgar o adherir objetos a las paredes. Pero, en caso contrario, intervenir la pared con collages de revistas y papel periódico, o colocando cuadros y/o fotografías, te permitirá impregnar tu habitación con mucho de tu personalidad. Con las fotos, tampoco tienes que clavarlas o pegarlas, con utilizar mecate y pinzas de ropa para guindarlas  preferiblemente en un rincón de la habitación, ¡le darás mucho estilo!

Respecto a los espejos, puedes utilizar o uno muy grande o crear un mozaico con pedazos o formas diversas, ya sea en un rincón o en la pared del cabecero de la cama.

Los Colores

Si te resulta demasiado excesivo el blanco en tu habitación, ya te comentamos que, afortunadamente, es un color bastante “combinable”. Pero según la teoría del color, cada pigmento ofrece una determinada sensación, así que no vendría mal que puedas prever algunas consideraciones. Por ejemplo, un color que suele venir muy bien para darle un toque “chic”, de mucha elegancia e incluso ostentoso, es el dorado. Que tus cortinas o muebles tengan algún detalle dorado (en el caso de estos últimos, puedes pintar algunas partes como las patas), contribuirá a ello. El color rosa, por su parte, dará mas sensación de paz y seriedad. Aunque la costumbre lo asocia a la feminidad, también otorga elegancia y sobriedad. Combinarlo con un gris muy claro nos ayudará a “coronar” este cuadro.

También colores como el azul (pálido o rey), en caso de que puedas pintar una de las paredes; el coral o el negro (éste último para los marcos de los cuadros, sábanas o mobiliarios como sillas) funcionan genial. Con tan sólo usar uno o dos colores en tu habitación, te bastará.

Pero si quieres puntos con estallidos coloridos, que aporten ánimo y luz al cuarto, también puedes optar por objetos de colores vivos y variados. Alfombras y sábanas van muy bien para ello.

                  NAVIDAD TRADICIONAL Y NÓRDICA EN BLANCO Y ROJO | desde my ventana | blog de decoración |

El Mobiliario

Acá entran diversos objetos, cuyas dimensiones te harán ocupar más espacio en la habitación y, por lo mismo, su efecto ornamental sobre la estancia será mayor. Percheros, escritorios, mesas de noche, estanterías para libros u otros objetos, sillas y cama (con énfasis en su cabecera y su base) entran dentro de esta categoría.

El juego con estos elementos dependerá de tus posibilidades económicas y las dimensiones de la propia habitación. Pero además de cómo juegues con elllos junto a los colores y accesorios decorativos. No obstante, hay uno prácticamente infalible: la cama. Puedes prescindir de la base, cambiársela, dejársela y/o pintarla; experimentar con las sábanas, sus colores y tipo de fibra textil, todo lo cual incidirá mucho en la impresión que deja el cuarto (no es lo mismo entrar a una habitación blanca con una sábana con estampados de dibujos animados, u otra con una sábana unicolor o de estampados pasteles).

Con todo, lo fundamental es que siempre tomes en cuenta que lo principal en todo el proceso es tu bienestar y comodidad. Una habitación acogedora, práctica y ajustada a tus gustos es requisito infaltable, para garantizarnos momentos de buen descanso y renovación, tanto física como mental.

     Pequeño interior de habitación de hotel con cama doble y baño. Foto gratis

¡Recuerda que siempre tenemos los mejores consejos para ti! ¡No dejes de seguirnos y consultar nuestros contenidos! Muchas gracias por leernos.

Artículos Relacionados:



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Decorar Habitaciones Infantiles

La belleza decorativa de todo espacio privado debe perdurar los distintos aspectos que deslumbren un elegante ambiente, por lo cual...

Cerrar